Mar Alzamora

Por Sylvia Sánchez Fotografías cortesía de Mar Alzamora

El mar nos evoca al invito, a lo profundo, a lo diverso, y llevar ese nombre no debe ser casualidad para Mar Alzamora, quien es artista transdisciplinaria y gestora cultural, una mujer comprometida que acciona desde lo social y cultural.

Mar es fundadora y contrabajista del grupo Paisaxe desde el 2008, además bajista y voz en la banda post-rock Amelia y la lluvia, y desde hace años se encuentra bajo el embrujo del Beat Generation y la creación sonora. En el 2016 fue invitada a la X Sonora Bienal Centroamericana / X Sonora con su propuesta Los que somos, los que fuimos, basada en la relación entre el entorno urbano y la construcción/destrucción de la memoria. Además, posee una certificación del Deep Listening Institute (Rensselaer Polytechnic Institute, NY), práctica y filosofía que sirve de herramienta al proceso creativo, a su vez es co fundadora y coproductora del Festival de Artes Electrónicas ArtTIC.

Mar trabaja con la música del siglo XX, XXI, así como las técnicas extendidas y experimentación sonora. Sus trabajos poéticos y cortometrajes han ganado múltiples premios y reconocimiento, es ex alumna del programa de verano de la Jack Kerouac School Disembodied Poetics y tiene una Licenciatura en Artes, en Música (Arizona State University) y por si fuera poco cuenta con una Maestría en Animación Sociocultural. Actualmente se encuentra trabajando en un nuevo libro, un proyecto de poesía sonora y el desarrollo de un guión para un largometraje.

Tres libros

Los Autonautas en la Cosmopista de Julio Cortázar. “Me encantan las road movies, y bueno, este libro es un viaje por la autopista París-Marsella que realizó Julio con su pareja. Desde entonces me encantan los campers y sueño con tener un dragón también. Este viaje me enseñó que la simplicidad es bella y me hizo pensar en Cortázar desde el humano, cotidiano, durmiendo en una buseta y cocinando en ollitas pequeñas a la orilla de la carretera”.

Soundtrack de Felipe Granados. “Felipe es uno de mis escritores favoritos, es inevitable. En mis tantos viajes a Costa Rica conocí sus poemas gracias a unos amigos escritores allá. Luego murió, y me quede sin conocer a Felipe. A veces escribo poemas respondiendo. Mi poema 26 puntos suspensivos nace a partir de una frase de él. Sin saberlo, ha sido gran referencia poética, es como tener a un amigo desde los libros”.

Éramos Unos Niños de Patti Smith. “Este libro enamora desde la primera página. Entre sus líneas, Patti Smith narra la vida decadente y bohemia del Nueva York que ya no existe entre los años 60 y 80, donde su amigo Mapplethorpe por medio de este libro pude conocer mejor el trabajo fotográfico de Robert, y de su relación que fue más allá del amo. Fue una hermosa hermandad que los hizo crecer como los grandes artistas que son. Es un bello homenaje a la amistad, lleno de sueños juveniles vistos desde los ojos de la adulta. Bello regalo que nos da Patti”.

Tres discos

Leguizamón Castilla de Liliana Herrero y Juan Falú. “No sé ni por dónde empezar con este álbum. Es uno de los álbumes más hermosos que he escuchado en la vida. Todos los sentimientos juntos, es tomar un salto al vacío. Lo conocí gracias a mi amigo Leandro, amante del folklore argentino. Me lo regaló en el 2008 y ya lo he escuchado miles de veces, y desde entonces he deseado visitar Buenos Aires, pero la vida me sigue llevando a otros rumbos. Gracias a la música uno viaja también. Mi corazón le pertenece a este disco”.

Haunted Man de Bat for Lashes. “Soy una gran seguidora de Natasha Khan, en cada álbum nos brinda nuevas historias de su vida personal. En este álbum se escucha una artista más honesta y adulta. La canción que más me gusta del disco es ‘Laura?, la melodía se mete en el cuerpo como una corriente, es una canción bien construida, sencilla, para una oración. Fue un álbum que nació de una parte muy íntima de la artista, luego de haberse recluido en su casa por un tiempo. Este disco suena a renacimiento, como el que he tenido en los últimos años”.

OK Computer de Radiohead. “Este disco lo escucho los domingos, cuando deseo estar tranquila o cuando estoy en casa simplemente. Esta banda significa muchas cosas en mi vida, me ha acompañado en todo este proceso de crecimiento, no solo en el arte, sino también a nivel personal. ¿Quién iba a decir que gracias a la influencia de ellos casi 20 años después yo estaría tocando en una banda de postrock y soñando con la banda Amelia y la Lluvia? Son mis maestros, nada más que decir”.

Tres películas

Annie Hall. “Esta es una joya del cine estadounidense, es increíble que este año haya cumplido 40 años y el tema siga tan vigente. Con esta película me volví a enamorar de Nueva York, del acento ese maravilloso en el que mueven los personajes de Woody Allen. La primera vez que vi ese film me encantó ver como Allen rompe esquemas cinematográficos, los giros en la historia y la manera en que nos muestra el romance desde otro ángulo. Cómo no desear vestirse como Keaton y ser la amante de Alvy y querer recorrer la gran manzana, cómo no rendirse frente a esta parte de diálogo:

‘Love is too weak a word for what I feel. I lurve you, you know, I loave you, I loff you, two F?s, yes I have to invent, of course I- I do, don?t you think I do?”

La Nostalgia de la Luz. “Este documental de Patricio Guzmán no solo nos muestra las heridas de Chile, sino de toda Latinoamérica y el mundo. Vi este film por primera vez en el IFF, y fue un solo viaje de inicio a fin. Me conmovió mucho la manera en que se crea un paralelo entre la distancia de la luz, la búsqueda de los astrónomos, y los parientes buscando restos de cuerpos en el desierto de Atacama. Doloroso y poético, como la vida. Cuando terminé de ver el film escribí un poema que se llama Eterno retorno, este es un extracto:

‘Me niego a convertirme en

el eco de estos días:

escupitajos de vacíos y murallas.

En estos tiempos,

quedarnos sería la muerte.?”

Viajo porque preciso, vuelvo porque te amo. “Como comenté anteriormente, amo los road movies, y este es uno lleno de poesía, que nos confunde porque nunca sabemos si es un documental o ficción. Me encanta porque es el monólogo interior de un geólogo que debe enfrentar la desolación emocional y externa del desierto mientras realiza una investigación. En el camino encuentra personajes y va llenando esos abismos. Es hermosa porque uno siente que va viajando en ese carro y que de una u otra manera, uno también dialoga con José, y de alguna manera uno también desea volver a casa”.

Website: www.maralzamora.net IG: @marbaja FB: /mar.alzamorarivera Youtube: /zalemm Disfrute de la revista digital

Check Also

Carolina Fonseca

Por Sala de Espera — Fotos: Cortesía de Carolina Fonseca Carolina Fonseca es abogada de …