Home | Curiosidades | Emblemática terminal de Nueva York se convertirá en un hotel de lujo

Emblemática terminal de Nueva York se convertirá en un hotel de lujo

Por Christina Horsten (dpa)

Nunca fue un edificio funcional. Cuando se inauguró en 1962, la terminal Trans World Flight Center (TWA) en Nueva York ya estaba anticuada. Los primeros aviones jumbo se estaban desarrollando cuando la terminal aún se encontraba en vías de construcción. Como consecuencia, el edificio desde el principio no pudo absorber el número creciente de pasajeros.

No obstante, el edificio en sí mismo, diseñado por el arquitecto de origen finlandés Eero Saarinen, era espectacular. En su momento, el Trans World Flight Center fue ensalzado como el ejemplo más característico de la arquitectura corporativa en el mundo, hasta que fue cerrado totalmente en 2001.

Con su enorme techo con forma de alas hecho de hormigón armado, el edificio, de aspecto futurista, fue un símbolo obvio de la aviación. «La mayoría de la gente es ciega», dijo Saarinen cuando presentó sus planes. «Si haces algo demasiado sutil en el plano arquitectónico, la gente entra y pasa (por el edificio) sin notar la diferencia».

Cuando la terminal fue inaugurada, el aeropuerto, entonces llamado Idlewild, aún era pequeño y rodeado de mucha tierra baldía. Fue rebautizado como Aeropuerto Internacional John F. Kennedy después del asesinato del presidente en noviembre de 1963.

Desde entonces, el aeropuerto se ha ido expandiendo enormemente. Actualmente, el edificio original está encajonado entre la Terminal 5, la línea de tren AirTrain y varias carreteras muy transitadas. La gente ha comparado el edificio con un ovni varado.

Ahora, sin embargo, el TWA va a tener una nueva vida como hotel de lujo. El grupo hotelero MCR firmó en 2015 un contrato de arrendamiento del edificio para 75 años y planea convertirlo en la parte medular de un nuevo complejo hotelero cuya inauguración está prevista para 2019.

Acerca de lo que hace tan especial este edificio, Kaunteya Chitnis, director de adquisiciones y desarrollo de MCR, dice: «En todo el edificio no hay ni una línea recta. Estuvieron trabajando 30 horas seguidas para completar el techo de hormigón de 6.000 metros cuadrados. La fila de camiones de cemento llegó hasta la carretera. Este edificio jamás podría ser construido otra vez de la misma manera».

Chitnis está encargado de insuflar nueva vida al edificio. Durante 16 años estuvo desocupado y incluso se llegó a hablar de demolerlo. Sin embargo, la gente no podía soportar la idea de hacerlo. Tal como señaló la revista «Atlantic», el edificio era «demasiado inútil para vivir y demasiado bonito para morir».

El Trans World Flight Center atrajo la atención internacional como escenario de la película «Catch me if you can» (Atrápame si puedes), de Steven Spielberg, en la que Tom Hanks persigue al estafador Leonardo DiCaprio. Poco después, el edificio fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.     Hablando de los nuevos planes, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que «la transformación del Trans World Flight Center en un nuevo hotel de vanguardia preservará este monumento histórico, al tiempo que consolidará el estatus del aeropuerto John F. Kennedy como joya de la corona de la aviación».   «La terminal TWA es la estrella de este proyecto», dice Chitnis. «Hurgamos profundamente en los archivos con el objetivo de restablecer en la medida de lo posible su estado original».

MCR está invirtiendo 265 millones de dólares (250 millones de euros) en el proyecto. La terminal se convertirá en el lobby del nuevo hotel. En la antigua área de facturación habrá ocho restaurantes, un salón gourmet donde se ofrecerán especialidades de los barrios neoyorquinos de Brooklyn y Queens, así como salas de conferencias, un cocktail bar y un club nocturno.   El emblemático edificio TWA estará flanqueado por dos edificios de seis plantas en forma de media luna que albergarán las 505 habitaciones del hotel, una piscina en el tejado y un mirador donde los huéspedes pueden observar el despegue y aterrizaje de aviones.

A pesar de estar ubicadas dentro de un aeropuerto concurrido, «las habitaciones serán muy tranquilas», asegura Chitnis, ya que estarán dotadas de ventanas insonorizadas con paneles de siete hojas de cristal fabricadas por una empresa alemana.

Chitnis admite que el proyecto plantea muchos desafíos, al señalar los grandes paneles inclinados del edificio de la terminal. Ninguno de los 486 paneles tiene el mismo tamaño. «¿Lo ha visto? Cada panel de cristal tiene una dimensión diferente. Tenemos que reemplazar cada uno de forma individual».

DPA

Check Also

«Avenue 5» estrena en Enero

AVENUE 5, creada por Armando Iannucci (Veep), estrena en enero solo en HBO. La nueva serie …